Política de conflictos de intereses

Un conflicto de interés se presenta cuando los autores, los revisores o los editores tienen intereses que pueden influir en cualquiera de las etapas relacionadas con el proceso de publicación: desde la redacción sesgada de un artículo hasta la aceptación de un envío con base en intereses propios.

Según el Committee on Publication Ethics (COPE), estos intereses pueden ser personales, comerciales, políticos, académicos o económicos. Estos últimos, a la vez, “pueden incluir empleo, fondos de investigación, propiedad de acciones, pago por conferencias o viajes, asesorías y apoyo empresarial” (COPE 44*).

La revista insta a los autores a comunicar los conflictos de intereses que se presenten en la redacción y/o envío de una propuesta de publicación. Asimismo, los revisores están obligados a declarar cualquier conflicto de interés que pueda influir en la tarea que se les solicita. La revista se reserva el derecho a desasignar la revisión correspondiente con base en esta última información. Por su parte, el Comité Editorial de Connotas se compromete a tomar decisiones que favorezcan la ausencia de conflictos de intereses en todas las fases del proceso editorial

* Committee on Publication Ethics (COPE). “Guidelines on Good Publication Practice”. The COPE Report 1999, pp. 43-47, publicationethics.org/files/u7141/1999pdf13.pdf